Que el camino no te distraiga.

Era una lista larga de metas, las que escribí al empezar éste año 2019, junto a ella, otra más de sueños y anhelos, pero fuí gratamente sorprendida, cuando uno de mis sueños se cumplió más pronto de lo que imagine, “un nuevo integrante viene a la familia”, alegrías, miedos, un montón de emociones positivas, pero lo que nadie me contó es que la lista de metas, fue momentaneamente puesta en pausa y no por mi, sino porque se vinieron muchos síntomas que no esperaba (nauseas, cansancio, sueño y ganas de literalmente hacer NADA).

Debo confesarte, que al principio sentí algo de frustración, porque aún cuando estoy atravesando un momento hermoso como mujer, son muchas las metas, que esperan por mi.

¿A qué voy con todo ésto? Seguramente, alguna vez en tu vida, hiciste una lista, larga de cosas por hacer, y llegas a mitad de año y te das cuenta que no has cumplido ni el 10% de esa lista, a mi por mi embarazo, a ti por otra razón; no importa la razón que sea, en éste tiempo, yo pude llegar a una conclusión que hoy deseo compartir contigo.

– La vida es una sola, así que hay que disfrutarla, lo bueno, lo malo, lo planificado y lo que llega sin esperar.

– Abraza tu meta, tan fuerte como abrazas tus sueños. Quizá en el proceso para alcanzarlas, te toque cambiar el camino, pero JAMÁS, bajo ninguna circunstancia, abandones tu meta.

– No te conviertas en tu enemigo, eres la única persona con la que sin duda llegarás al final, no te reproches tanto, si te toca, RECALCULA, y sigue, pero no pierdas tanto tiempo lamentándote.

– Lo único seguro que tienes, es el camino para llegar a tu meta, hazlo agradable, intenta no llegar con la lengua afuera del cansancio.

Yo agradezco a Dios, que el motivo para RECALCULAR, en ésta oportunidad, es una hermosa bendición que viene en camino, pero no siempre ha sido así, muchas veces me ha tocado empezar desde 0 en contra de mi voluntad, otras veces, ha sido la salud quien me ha exigido frenar un poco la intensidad. Sea la razón que sea, recuerda, No importa tanto el tiempo que demores en llegar a tu meta, lo más importante es que llegues. Que el camino no te distraiga.

Deja un comentario

Abrir chat